Seleccionar página

Hoy en día casi todo negocio tiene una página web, más aún con la pandemia que nos ha puesto a todos el chip online. Aunque tengas un negocio físico, necesitas una presencia digital para que cuando la gente te busque en Google te encuentre. No te voy a engañar, tener una web a nivel técnico es sencillo. Hay miles de plantillas gratuitas y muy decentes con las que puedes empezar. Sin embargo, una web bonita no garantiza la venta. Necesitas conectar y eso se hace con las palabras. A continuación te explico cómo el storytelling puede ayudarte a conseguir una web que seduzca y enganche a tus clientes.

Antes de hablar de por qué es importante el storytelling en una web, quiero hacer mi definición del storytelling. Lo primero, no es algo nuevo, es algo muy antiguo y sobre todo, muy cotidiano. Seguramente, ya lo usas en tu día a día para contar algo intentando llamar la atención. Imagina que has visto una serie buenísima y quieres que tu mejor amiga la vea. Quieres conseguirlo y que la ponga en alta prioridad. Bien, en tu cerebro se activa un mecanismo que empieza a buscar argumentos persuasivos y a enlazarlos con emociones que quieres causar a tu receptor. Sensación de urgencia, intriga y conexión con algún tema que sabes que le gusta o le afecta. Los coges todo, los hilas con un argumento y empiezas a contárselo con mucha pasión. Realmente, quieres que la vea.

Qué es el storytelling aplicado al negocio

Bien, aplicado a tu negocio el storytelling es la manera de llamar la atención por encima del ruido. Se estima que hay unos 1.700 millones de páginas web en Internet así que a nadie le importa que tu producto o servicio sea buenísimo si no eres capaz de hacer que se pare en seco. El storytelling es, en definitiva, el arte de persuadir a través de las historias, anécdotas y argumentos que son capaces de captar la atención, generarme una emoción y hacerte memorable. Volviendo al ejemplo de la amiga, cuando tenemos a una persona delante que ya nos conoce, es más fácil llamar la atención. Pero la red es muy impersonal. Por eso la mayoría de las marcas fracasan cuando se ponen a escribir para el online. Las pantallas levantan muros que los negocios no saben romper. Si yo entro en tu página web y te dedicas a hablarme de ti y de lo maravillosa que eres, pues venga ciao. Ahora, si yo entro en tu web y me conviertes en la protagonista de tu revolución, de aquello en lo que tú trabajas, la historia cambia, nunca mejor dicho.

Qué vas a conseguir si aplicas el storytelling en tu web

Te diría que te vas a hinchar a vender, pero me gusta ser honesta. En la venta intervienen muchos factores que no controla el storytelling (precio, calidad del producto o servicio, target adecuado…), pero hay una cosa que sí logra un storytelling y es la humanización de tu marca. Tienes que entender que el storytelling es una herramienta más dentro de la comunicación y la comunicación, es solo una de las cuatro pes del marketing (producto, precio, punto de venta y promoción). Imagina que entras a una fiesta y todos son desconocidos, hablan entre ellos. De repente, te acercas a un grupito de gente y hay alguien que te parece cercano hablando, de repente te mira a los ojos y te invita a participar, te pregunta cómo te llamas y te involucra en la conversación. Esa persona representaría al storytelling. Ha conseguido tirar las barreras para lograr un miembro más en su conversación.

Por qué el storytelling es el mejor remedio contra el aburrimiento

Estamos rodeados de impactos, push publicitarios y tenemos el ojo saturado y aburrido de tanto “spam”. Estamos hartos de que intenten vendernos algo. Sin embargo, las personas están rodeadas de problemas y necesidades de los que nadie habla. Si en lugar de vender, me ayudas y lo haces contándome una historia donde soy la prota, ya tienes mi atención y esto se pondrá divertido.

El mundo se ha construido a base de historias. Funcionan, captan la atención, y ahora los negocios tienen que aprender a hablar este lenguaje.

 

Cómo hacer un buen storytelling con los textos de tu web

Siempre digo que la web es nuestra casa online. Podemos tener presencia en las redes y hacer allí un estupendo trabajo de promoción, pero el lugar que sí o sí es nuestro y donde tenemos que defender nuestro discurso es en nuestra web. Es nuestro rancho digital y una gran herramienta de posicionamiento online. Para mí hay tres grandes temas a abordar antes de definir el storytelling de tu web:

Conócete a ti mismo: Este es un tema puro y duro de branding, es decir, si no sabes quién eres y cuáles son las historias que te han traído hasta aquí es como querer preparar un plato estupendo y no tener los ingredientes. Recopila historias personales, anécdotas y todo tipo de referencias de tu vida que estén conectadas con tu negocio. Personalmente, estoy convencida de que poner por escrito nuestra historia personal destapa todo nuestro universo de storytelling.

Conoce a tu cliente: Como ya sabes, el prota de tu historia. Y no me digas mujer de entre 30 y 40 que vive en entornos urbanos y tiene una renta media-alta. ¿Quién coño es esa? Nadie lo sabe tú tampoco. Háblame de la persona que más repite en tu negocio y está encantada de hacerlo y segmenta, segmenta muchísimo. Qué necesidades tiene y en qué momento está: cuando te conoció, cuando se decidió por ti y cuando ya es embajadora de tu marca. En cada momento necesitó unos argumentos distintos. Ponte a recopilarlos.

Conoce a tu competencia: Averigua cómo se está contando tu competencia, cuál está siendo su narrativa. Normalmente, en un sector hay de 2 a 3 líneas narrativas: el estilo más serio, el más orientado al cliente y el más outsider, o la combinación de todas ellas. Analiza las webs de tu competencia e identifica la narrativa de tu sector. Busca el hueco que nadie está trabajando. Esto tiene mucho que ver también con la identidad verbal y textual.

Seo y Storytelling, el matrimonio perfecto

El principal problema del SEO es que robotiza los mensajes. Por eso se lleva tan bien con el storytelling, porque este los humaniza. Al usuario le gusta el storytelling, pero a Google le gusta el seo. Precisamente porque un contenido explícitamente escrito para Google no es divertido de leer hay que meterle un poco de swing. El storytelling descongestiona, aumenta el tiempo que pasan en la web, pero debes seguir usando tus palabras clave, tus títulos H1… etc.

Secciones de tu web donde puedes aplicar el storytelling [incluye ejemplos]

Bien, entramos en materia. Si no has leído lo anterior te recuerdo que: tienes que evitar hablar de ti mismo, tienes que evitar ser aburrido y sobre todo, tienes que elegir la emoción que quieres transmitir. En cada apartado te voy a poner un ejemplo. Pero tranquila, nada de Pixar, Bankinter o Coca-cola. Vamos al mundo real, ese de las pequeñas empresas, los emprendedores que son autónomos y que por supuesto, también hacen storytelling a su medida, y muy bien por cierto. ¿Listo? A continuación te enumero las secciones específicas de tu web donde puedes trabajar el storytelling:

Home

¿Dónde se puede aplicar el storytelling en la Home?

Pues mira, la Home es la página más vista así que aquí tenemos que echar el resto.

Lo primero, todo sucede muy rápido. Hay estudios que dicen que el usuario tarda una media de 3 segundos en decidir si se queda o se va, así que imagina.

El primer titular, la promesa

Déjate de pajas mentales y resume en una frase aquello que tu cliente está buscando. Es lo que se llama la Promesa. Dale a tu cliente el motivo por el que debería quedarse en tu web. Es un primer titular que tienes que trabajar muy bien.

Ya te aviso que los titulares son complicadetes. No salen a la primera y no deben ser lo primero en lo que te centres. Te recomiendo primero escribir, soltar la mano y de todo lo que escribas, surgirán los titulares.

storytelling para web

Toomany Vídeos es un servicio de edición de vídeo familiar y emocional.

El dolor del cliente

Como decíamos, es importante que no entres a vender a saco. Primero de todo, trata de describir la situación por la que está pasando tu cliente. Qué le duele o qué necesita, cómo le afecta y le hace sentir. SENTIR. Apela a esas emociones que está sintiendo y hazle saber que le conoces. Este fragmento de tu web actuará como un bálsamo, ya que el cliente entenderá que conoces su situación y no perderás su atención.

Escríbelo como una historia en tercera persona. Recuerda tener en mente a esa clienta “tipo” que hemos definido antes.

storytelling para web

Ana Ropa es una actriz y formadora escénica experta en ayudarte a superar tus vergüenzas para que des el salto a hablar en público disfrutando.

Tu presentación

Una vez que vamos desbloqueando preguntas, llegará un momento que el potencial cliente se pregunte: pero quién eres tú para hablarme de esto? Bien, aquí es cuando en la Home puedes incluir un pequeño apartadito donde te presentes de forma muy breve haciendo hincapié en “eso distinto” que tú ofreces. Una vez más, no digas lo que haces sino lo que puedes hacer por tu cliente. No caigas en el autobombo.

storytelling para web

Alba Delgado es mecánica digital para negocios que quieren más crecimiento, productividad y automatización.

La presentación de tus servicios

Selecciona esos servicios que me pueden interesar en un primer momento (o los que tú deseas promocionar) y dame una frase demoledora sobre cada uno de ellos. Ya haré clic sobre alguno de ellos para saber más. ¿Sabes por qué los spots de televisión duran 20 segundos y no 3 minutos? Porque la gente quiere concisión. Practica eso en la presentación de tus servicios.

storytelling para web

Gloria Martínez es una mentora de mujeres enfocadas al alto rendimiento.

Los testimonios

Los testimonios son super estratégicos en una web. ¿Sabes que el 70% de las personas confían en la recomendación de una persona que no conocen? Seguro que no compras nada en Amazon sin mirar antes el apartadito de comentarios. Pues eso mismo pasa en tu web. Aprovecha esta sección para ofrecer unos buenos y elaborados comentarios. Volvemos a lo mismo, no pongas comentarios edulcorados que no aportan nada. Trata de que tus testimonios cuenten un relato de transformación. Cómo estaba tu cliente antes, qué trabajo hiciste con él y qué consiguió gracias a ti.

storytelling para web

+ Salud + Belleza es un centro de estética en Santander dirigido por Elena Nuevo, facialista.

Sobre mí

El Sobre mí (Quienes somos, Nosotros…) es la segunda página más vista en una web. Aquí es donde viene nuestro cliente a terminar de saber quiénes somos nosotros para ofrecerle una solución. Y bien, como imaginarás, viene buscando una historia que complemente lo que ha leído en la Home

storytelling para web

Mireia Nieto, su negocio se dedica a la genealogía que ayuda a investigar y analizar tu árbol genealógico.

Explica tu causa o propósito

Aquí es donde la historia personal cobra mucha relevancia, ya que, más allá de para ganar dinero, los negocios auténticos han sido montados para luchar contra algo, aportar una visión personal a su sector, mejorar la vida de las personas de x manera. Es lo que en marketing se llama el Propósito de tu negocio. Es muy importante que sepas verbalizarlo y por supuesto, que sea algo que interpele directamente a tus potenciales clientes. Es el motivo por el que tus clientes vienen a ti. Es una visión compartida del mundo.

storytelling para web

Coquere Food Studio, son Mar y Olga que se dedican al catering para negocios y personas que quieren practicar el slow food.

Cuenta una historia donde tu cliente es el protagonista

Es tentador ponerte a dar la chapa en esta sección. Normalmente veo unas biografías inmensas que a nadie la importan. Aunque sabes que te quiere, ni tu madre las leería hasta el final. Está muy bien que queramos avalar nuestro trabajo, pero esto no es un CV que tengas que presentar a nadie. Dale la vuelta, y convierte a tu cliente en el protagonista. Toma de referencia a un cliente que sea modelo para ti. Y cuenta su historia, qué problemas tenía, cómo le afectaban, qué frustraciones le generaba… y como en determinado momento, apareces tú como un guía. Y ahí puedes contar el viaje que hizo contigo. Escribe, ya habrá tiempo de recortar. Ocúpate de mostrar con claridad la transformación que experimenta tu cliente, desde la situación de frustración que tenía hasta la situación actual que consigue tras probar tu marca. Esa será la historia que le interese. Lo demás es ruido innecesario. storytelling para web

storytelling para web

Toomany Vídeos es un servicio de edición de vídeo familiar y emocional

Notas biográficas de interés sobre ti

Siempre puedes incluir abajo, al final, algún apartado breve con algún dato curioso sobre ti, datos formativos, premios que has recibido, y que puedan terminar de avalarte como profesional y también, potenciar tu personalidad de marca. Si eres una persona divertida, risueña, pasional… explícame por qué.

Página de servicios

El cliente ya sabe a qué te dedicas y si puede confiar en ti. Ahora necesitamos contarle con detalle, qué soluciones tienes para él.

Presenta cómo será trabajar contigo

Bien, pues una buena página de servicios deberá sacar la bolita mágica y mostrarle cómo será el futuro cuando trabaje contigo. No escatimes detalle. ¿Cómo será tener este problema resuelto? Es una estupenda intro antes de contar tu oferta. ¿No crees? Dependerá de lo que vendas, pero también es un buen momento para explicar cómo será trabajar contigo. ¿Tienes un método? ¿Sigues unas fases? Cuéntalo como se lo contaste a esa clienta de confianza que ahora está encantada contigo. Como siempre, concisión y claridad.

storytelling para web

Gloria Martínez es una mentora de mujeres enfocadas al alto rendimiento.

Dale un giro al naming de tus servicios

Lo más aburrido es ponerle nombres descriptivos. Imagina que yo tuviera un servicio de redes sociales y le pusiera: Servicio para redes sociales. Ummmm… en fin, seduciría poco al cliente, verdad? Sin embargo, puedo darle un toque creativo u orientarlo a la solución. Por ejemplo, en mi caso, mis clientas suelen sentirse perdidas, desorientadas en las redes sociales y por eso, mi servicio se llama “La Brújula”. Piensa en tu cliente, ¿qué tipo de naming le encajaría más? Dale una vuelta porque como ya sabes, lo último que tienes que hacer es aburrir y tu nombre, también presenta una historia.

storytelling para web

Alba Delgado es mecánica digital para negocios que quieren más crecimiento, productividad y automatización.

Presenta tus servicios desde el problema que solucionan

En la página de servicios debes ya mostrar todo tu catálogo, todo eso que tu cliente tiene que comprar. Hazlo siempre desde el punto de vista del cliente. Si hay un itinerario explícalo, si conviene empezar por uno cuéntalo y sobre todo, preséntalo brevemente. Luego ya tendrás la opción de crear una página de ventas para cada uno de ellos, o al menos, de los más importantes. A esto dedicaré otro post.

storytelling para web

Parmenia Vídeo es una videógrafa para emprendedores.

Cómo no hacer storytelling en tu web

Aquí recopilo los que son los principales errores que se cometen cuando queremos aplicar el storytelling en la web:

Contar un rollazo que a nadie le importa: Son estas webs con verborrea, que creen que por poner mucho texto están siendo más convincentes.

Contar tu vida en el sobre mí, sin frenos: Hemos pasado de apenas dar importancia a esta sección, a tomarla como la excusa para escribir nuestras memorias. STOP.

Romantizar demasiado tu historia: Está claro que el storytelling va de emocionar, pero no te equivoques, esto no es un drama. Hay emociones más allá de hacer llorar, también puedes hacer reír, sacar tu lado más rebelde y conectar desde ahí.

Ponerte demasiado creativa: Recuerda que esto no va de poner nombres bonitos ni que rimen, sino de conectar con el dolor o la necesidad que sufre tu cliente. No te quedes en lo superficial y bucea en sus emociones.

Cómo empiezo a aplicar el storytelling ya en mi web

A contar historias se aprende contando historias. Elige una de las secciones e imagina que tienes un cliente delante. No te lances a escribir, ya que muchos no estáis acostumbrados a hacerlo y la hoja en blanco os bloquea. ¿Qué le contarías que fuera de su interés? Grábate con la aplicación nativa del móvil y transcribe. Luego limpia y edita. Enséñaselo a alguien. Quita y añade de nuevo. Publica. Revisa en unos días. Y si necesitas ayuda, escríbeme.

Me gusta escribir sobre ventas y storytelling así que lo hago con frecuencia. A veces digo tacos. No te apuntes si esto es un problema.

Hidden Content